El zacate mexicano o sobre Nazario Rodríguez

No sé quien es Nazario Rodríguez. No sé si existe o es un seudónimo. Si tuviera que escoger, inventaría que es el nombre que cubre a algún compañero que no se atrevió a publicar con el suyo lo que sí publicó en los comentarios de mi entrada “Maldita grilla.” Espero equivocarme y que en efecto sea alguien que, al igual que yo, al ver la noticia haya sentido una necesidad de decir ¡basta! (es un buen nombre para personaje de novelilla mexicana, también).

Pero no, creo que no me equivoco. Creo que más bien dijo: ” de seguro este cuate, como es de hocicón, sí la hace de tos. ¡Voy a utilizarlo!”

Estimado Nazario, sí voy a hablar.

Si hay algo que debe regir en la ciencia, en el ambiente científico, es la honestidad, o al menos la vergüenza. No es tolerable que con el fin de obtener dádivas, atención, vanidad, prestigio, etc. los científicos utilicen artimañas afines a las de la política u otra de esas finas áreas del esparcimiento humano. Es por eso que al ver la fabulosa y elocuente noticia que nuestro amigo Nazario nos compartió, decidí decir ¡basta!

Pero no solo a las noticias estúpidas y a los afanes de poder inane de algunos de nuestros colegas, no. También ¡ya basta! de tanta indiferencia por parte de la comunidad. Dentro del ambiente científico es reprochable el mentir descaradamente o aún medio descaradamente – como no queriendo la cosa. No es digno, no importa cual sea la intención. Eso es claro. Pero también es reprochable, tanto si no más, que los miembros de la comunidad científica se queden callados. Callar y no exponer, no contradecir, no exigir evidencia de lo que se dice, habla de una comunidad enferma. Habla de una comunidad empantanada y sin futuro. Preocupada más por las formas y las venganzas o favores politiquillos que por tener identidad y claridad. Una comunidad científica poco profesional.

Así que efectivamente mi querido y anónimo Nazario (que de verdad me encantaría me dijeras “no, espérate, no soy zacatito, ¿de qué hablas? si soy Nazario y no soy un invento. Yo también estoy hasta la m….”) me has hecho hablar. Felicidades.

Aquí, de nuevo, el comentario que nuestro amigo Nazario – el anónimo – nos brindó, que lo disfruten:https://www.facebook.com/photo.php?fbid=726218017402596&set=a.310583952299340.82879.277977055560030&type=1&theater

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s